REDISEÑO DREAMWORKS

20 / FEBRERO / 2019

Fuentes de información:

es.wikipedia.org / www.brandemia.org / www.underconsideration.com

La vida cotidiana suele ser fría y rutinaria, intentar sobrevivir en este mundo de necesidades y deberes requiere de cierto carácter, vivir en un eterno ciclo de realidad puede llegar a ser cansado y deprimente. Por esa razón el entretenimiento es algo importante en nuestras vidas, dejarnos sorprender para creer, aunque sea por un parpadeo, que cualquier cosa es posible y que la imaginación o la fantasía pueden ser tan tangibles como una pila de papeles del trabajo, es algo digno de presenciar, son experiencias que nos permiten soñar y volver a sentirnos niños, es por esta razón que les hablaré del rediseño de DREAMWORKS.

En 1994, el gran director de cine Steven Spielberg, en conjunto con David Geffen y Jeffrey Katzenberg (después de ganar una demanda contra Disney), fundan el estudio de cine que es productora y distribuidora de películas, videojuegos y programas de televisión. En los últimos diez años, por diferentes motivos, se ha visto manejada por diferentes cadenas o estudios, actualmente por NBC Universal y es tan grande como Disney, Warner Bros, entre otros.

Tras su reciente entrega en el cine, presentaron un rediseño en su identidad corporativa, la cual desconozco de sus motivos, quizás tras veinticinco años decidieron que era de un cambio. Lo que nos presentan es un imagotipo en composición vertical (con su respectiva variante en horizontal), cuyo isótipo se conforma de un círculo en el cual se le excluye la silueta de un niño pescando y sentado en lo que parece ser una luna creciente, seguido esta la tipografía en versalitas y del tipo "Romana de transición", de cuerpo grueso, ancho y de poco interletrado al grado de que cada letra se toca ligeramente, en general da una apariencia achaparrada. Se muestra en color "azul índigo" y blanco, lo que nos expresa algo frio, tranquilo, sosiego y reflexivo.

No presenta problemas en sus reproducciones impresas, ni en las digitales, la marca ya cuenta con posicionamiento que el "niño en la luna" es reconocible y que este dentro de un círculo no le afecta, para su empleo en pantallas de cine cuenta con su variante más detallada y gráfica, es una identidad que funciona.

Ya que estamos hablando de fantasía y cosas un tanto abstractas, un dato curioso es que el niño de la identidad está tratando de pescar la gracia y el encanto que tenían, y lo más triste es que jamás lo lograra porque quien sabe si lo que que sostiene es una caña, puede ser una vara. Este es uno de los casos en que uno no entiende las razones por las que se hicieron, el original es icónico, memorable y creativo, tenía puntos débiles, sí, pero era cuestión de una afinación en la que resaltaran ciertos aspectos para que no tuviera problemas en su reproducción, ahora es un poco incomodo.

Estoy de acuerdo de que al envolverlo en un círculo le da fuerza, facilita su lectura y reproducciones en diferentes medios, pero creo que fue una solución tosca, pues al observar la aplicación con detalles el círculo resulta ser la luna llena, lo que hace que sea redundante "el niño sentado sobre la luna, delante de la luna", algo que se pasa de mágico ¿no creen?, la respuesta más lógica es que el niño ya no está sentado en ella y que es otra cosa, lo que hace que le quite el encanto, también se corta un poco el detalle de la caña de pescar, ya es por mera de deducción al observar la posición y la forma de la vara.

Para concluir, es un proyecto en el que se ejemplifica un pequeño desequilibrio entre lo técnico y lo conceptual, pues con fines de que este funcionara en distintos medios le restaron fantasía al imagotipo, debo aclarar que el trabajo de trazo o síntesis en la figura es impecable y admirable, el problema a mi parecer es que no era necesario un círculo que lo envolviera o un cambio en sí, quiero pensar que están preparando algo para sus veinticinco años y que esto es tan solo un previo a algo verdaderamente espectacular.

Muchas gracias por su atención.