REDISEÑO KNORR

28 / MAYO / 2019

Fuentes de información:

es.wikipedia.org / www.brandemia.org / www.knorr.com

Los detalles le dan sabor a la vida, es común encontrar alegría y satisfacción en cosas bastante simples, pero también en cosas bastante elaboradas cuyas particularidades están minuciosamente cuidadas que el resultado total es satisfactorio, creo que se puede decir que el secreto de ciertos momentos agradables se deben a las pequeñas cosas que lo componen, y eso es algo que se puede ver notoriamente en la cocina, un platillo bien hecho se debe al buen balance de ingredientes, curiosamente en diseño, se busca una composición balanceada de elementos, es por este motivo que les hablaré del rediseño de KNORR.

Es una empresa dedicada a la fabricación de sopas, caldos, concentrados y cremas, tienen su origen en Heilbronn, Alemania en el año de 1838, donde su fundador, Carl Heinrich Knorr, abrió la primer fabrica que producía achicoria para la industria del café. Con el tiempo empezó a experimentar con vegetales y condimentos secos con fines de preservar su sabor lo que llevo a lanzar las primeras sopas deshidratadas en Europa, tal es su éxito que hoy en día es una marca a nivel mundial, indispensable para la cocina del hogar, pero dadas las nuevas tendencias, no las digitales, las naturistas la marca se vio en la necesidad de actualizar su identidad de marca.

Lo que nos presentan es un isologo cuya figura principal es la síntesis de lo que parece ser una hoja, el cual en su interior tiene el nombre de la marca en un tipografía manuscrita, de fustes anchos y uniones delgadas, con vértices o nudos muy redondos, arriba del texto principal se encuentra un descriptivo en una fuente neogrotesca, se nos presenta en color "Verde Oscuro", blanco y "Amarillo limón", lo que nos expresa amabilidad, alegría, naturalidad y tranquilidad.

De manera técnica, su principal medio es en impresos por lo que el que sea simple hace que no presente problemas, el texto descriptivo no se le en un tamaño pequeño, pero para ese tipo de casos tiene su variante en el que se omite, de manera digital no presenta problemas, el nombre es legible y el tipo de letra es distintiva de la marca por lo que es memorable, funciona.

Es una apuesta insípida para algo que se distingue por el sabor, irónico, pero comprensible pues la estrategia es verse natural, hogareño y hasta cierto punto artesanal, dada las grandes exigencias alimenticias que hoy en día la gente tiene en sus dietas, hay una cierta repulsión por lo procesado, y bueno para ser honestos, algo intensifica y preserva el sabor de los alimentos no es señal de algo natural.

Nos encontramos con una afinación de marca, no es tal cual un rediseño, pues preserva su tipografía, lo cual es una gran decisión, es una letra muy bien posicionada y que le ha dado personalidad a la marca, pero no podemos decir lo mismo del isótopo o la forma que envuelve al logotipo, es una figura frecuente y carente de propuesta, si ya se están arriesgando con evitar colores intensos, hubiera valido la pena la propuesta de otro símbolo.

Otro problema que presenta es que el cambio no se hizo de manera uniforme, según la fuente Brandemia.org, la implementación de la identidad se ha presentado en algunos países y en otros solo en algunos productos, lo que puede alentar un poco el posicionamiento de la nueva imagen.

Para concluir, en general es una identidad de marca que no desagrada, pero tampoco encanta, se mantuvo en una zona de confort, desaprovechando una oportunidad de proponer algo más interesante, en cuanto a diseño se refiere quedo un poco insípido de sabor. Muchas gracias y saludos.