REDISEÑO MAILCHIMP

14 / NOVIEMBRE / 2018

¿Quién no ha querido ser amado? Todos sabemos que el amor es un atractivo y poderoso sentimiento, motivo por el cual se busca tenerlo a toda costa y de acuerdo con lo que busca cada persona, pues no siempre es para sentirlo o vivirlo con otro ser humano, algunas veces, los ambiciosos quieren que la gente ame su producto, empresa o servicio, pues que mejor método para asegurar una venta que enamorando al público, dicho esto, es de esperarse que recurran a los viejos trucos para seducir, como es el clásico cliché de enviar cartas, de ser una práctica manual que consistía en el privado arte de plasmar tinta en el papel, ahora no es más que un sencillo y barato tecleo en una pantalla con la gran ventaja de enviarse masivamente, pues he de aclarar que este tipo de romance no es restringido, es la búsqueda de la poligamia pura, por este motivo hoy les hablaré del rediseño de MAILCHIMP.

Para los que no conocen la marca, básicamente es una plataforma de mercadotecnia para pequeñas empresas, establecida en el 2001, es mejor conocida por ser un sistema de campañas de publicidad por correo electrónico. Dado su éxito, han expandido su oferta de servicios y con ello una leve alteración en su nombre, solo cambiaron una letra de mayúscula a minúscula, por este motivo están busca de volverse a posicionar en el mercado, por consecuencia rediseñaron su imagen.

Lo que nos presenta es un imagotipo con una composición horizontal cuya lectura inicia con el rostro de caricatura de un chimpancé con gorro de cartero, elemento icónico de la empresa, seguida de una tipografía palo seco, minúsculas, donde la unión de los fustes con los arcos o panzas de las letras se modula de manera delgada y se engrosa en el medio, los puntos de la "i" son ovaladas y se nos presenta en color negro y amarillo limón, lo que nos expresa, diversión, alegría, confianza y alegría. De manera técnica, la forma y la expresión del isotipo logran que sea memorable, por lo tanto, posiciona, y a la vez puede ser empleado para cuestiones responsivas, puede que en un tamaño pequeño algunos detalles, pero no afecta demasiado, la letra es caricaturesca sin perder legibilidad, es un diseño que funciona.

Un chango cartero... ¡por supuesto que compro lo que vende! solo véanlo con esa expresión de confianza y amistad, es la simpatía personificada, no se puede dudar de lo que vende, para esta identidad propongo unos aplausos fuertes y energéticos como solo un chimpancé puede hacerlos. La primera vez que yo entre al sitio de Mailchimp, recuerdo que lo que se me quedo grabado fue el rostro de "Freddie", así es el mono tiene nombre, pero por alguna razón no era parte de la imagen, era un icono decorativo, por lo que agregarlo al imagotipo fue una gran decisión, saben muy bien lo que están vendiendo, a quienes y como venderlo, su único problema es la ambigüedad en su nueva gama de servicios, no es algo que nos estén mostrando, encasillándose en lo del sistema de correo.

Si la simpatía del chango no te convence, quizá lo haga su tipografía, pues se arriesgan proponiendo una fuente neogrotesca infantil y juguetona, parece que sí fue diseñada para la identidad de la marca, y eso le da un extra bastante fuerte, el isotipo se ve cuidadosamente trazado, hubo esmero en que se viera bien, lograron que se viera simple con los altos contrastes, es memorable y tiene una personalidad alegre, no será lo más impresionante pero logra el objetivo de sobresalir y posicionarse en el mercado, al menos en cuanto a imagen se refiere.

Para concluir, es un proyecto bien realizado, se ve que es un trabajo desarrollado por un profesional o expertos en el tema, lo que logra un resultado funcional, este tipo de casos muestran el amor que la marca tiene sobre sí misma, sin duda las empresas aun pueden confiar en Mailchimp para seguir enamorando a posibles clientes.

Muchas gracias por su atención y que tengan buenas noches.